Excite

Alcachofas, una verdadera medicina natural

Nadie pensaría que las alcachofas, de la misma familia que los cardos borriqueros, y muy cercanas a ellos, tienen tantas y tan diversas propiedades. Es una planta que crece cada año una vez pasado el invierno y si el frío no ha terminado con ella. Originariamente procede del Mediterráneo y el noroeste de África aunque actualmente también se cultiva en otras zonas de clima templado.

Entre los principales principios activos con los que cuentan las alcachofas, destacan los hidratos de carbono como la inulina y la fibra. Es también una rica fuente de minerales tales como el sodio, el potasio, el fósforo y el calcio. Aporta igualmente vitaminas como la B1, B3 y vitamina C aunque ésta última no en grandes cantidades. Todos estos componentes son importantes nutrientes, pero lo que en realidad hace tan buena a las alcachofas es la cinarina y los esteroides.

La cinarina posee un efecto colerético que aumenta la secrección biliar y disminuye el cociente beta/alfa de las lipoproteínas. Al mismo tiempo la cinarina es también diurética por lo que ayuda a una mayor creación de orina.

Por otra parte los esteroides limitan la absorción del colesterol en el intestino.

Todo esto hace de las alcachofas una verdadera medicina natural que beneficia en casos de anemia, diabetes, estreñimiento, piedras en la vesícula, la gota o el reuma. Y en el caso de este vegetal no sólo su ingesta es beneficioso, sino también beber el agua en el que las cocemos.

Por último la flor de las alcachofas al igual que la del cardo contiene el fermento lab que es utilizado para fermentar la leche en la producción de por ejemplo yogures.

Una muy buena receta de cocina hecha a base de alcachofas es alcachofas rellenas para las que podremos utilizar la parte más dura de las alcachofas como recipiente y rellenar su interior con diferentes especialidades.

Imagen: "Rahego", en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016