Excite

Alternativas sabrosas y saludables al aceite de oliva

No hay cocina que se resista a los beneficios y el sabor del oro líquido, es por ello que guisos, ensaladas, frituras, y un largo etcétera de platos lo incluyen como ingrendiente principal. Pero hay alternativas al aceite de oliva que además de ampliar el abanico de sabores, también aportan elementos nutritivos.

    Flickr - webos fritos

Los aceites y el contenido en grasas monoinsaturadas

Ya sea para aliñar o cocinar, lo recomendable para mantener una dieta saludable es que los aceites usados como alternativas al aceite de oliva tengan un alto contenido en grasas monoinsaturadas, como los aceites de cacahuete, sésamo, maíz y soja.

Como alternativa al aceite de oliva virgen extra, y en función de su asequibilidad, el aceite de oliva refinado es la mejor opción, seguido del aceite de girasol, que es la alternativa más típica. Los siguientes candidatos son el aceite de coco, que no debe consumirse en cantidades similares al de oliva o girasol, y el aceite de palma, que no es para nada recomendable en términos de higiene alimentaria.

El aceite de coco y el aceite de girasol

El aceite de girasol posee menos cualidades beneficiosas que el de oliva virgen, pero no es dañino bajo ningún concepto. Es más, debido a su sabor suave, es ideal para la preparación de salsas y mahonesas.

Por sus altas concentraciones de grasas saturadas, el aceite de coco debe consumirse en pocas cantidades para que no sea nocivo, por lo que su uso alternativo no se puede generalizar. Por otra parte es propicio para freír u hornear ya que aguanta bien las temperaturas elevadas sin perder sus propiedades.

Los aceites de semillas

Conocido por su uso en la cocina wok, el aceite de sésamo posee un sabor fuerte que lo convierte en un perfecto condimento para aliñar, siempre que se use en pequeñas cantidades. En el mercado pueden encontrarse dos tipos de aceite de sésamo, según el estado de la semilla: cruda o tostada. El aceite elaborado a apartir de la semilla cruda es mucho más suave, apto para paladares delicados.

Por su aporte de minerales, vitaminas y ácidos grasos esencials, el aceite de semilla de calabaza aporta múltiples beneficios para la piel, el estado de ánimo y el sistema imunológico. Se recomienda su uso como aliño, ya que al exponerlo a altas temperaturas pierde en gran medida su valor nutricional.

El aceite elaborado a partir de la semilla de colza se conoce como aceite de canola. Tiene un sabor suave y una baja cantidad de grasas saturadas, convirtiéndolo en un alimento cardiosaludable para aderezar platos fríos y ensaladas.

El aceite de semilla de cáñamo contiene altas cantidades de proteínas, ácidos omega y fibra, lo que lo convierte en un alimeto muy equilibrado. Su sabor lo convierte en una opción perfecta para elaboración de postres, aunque su uso puede ampliarse a cualuier receta.

Aceites de frutos secos y legumbres

Económico y neutro, el aceite de soja es una de las alternativas saludables al aceite de oliva más conocidas en la elaboración de platos fríos, ensaladas y recetas en crudo.

El aceite de cacahuete, de sabor ligero y rico en grasas monoinsaturadas, es perfecto para multitud de usos, desde el aliño de ensaladas hasta cocciones o frituras, ya que soporta con holgura las altas temperaturas.

Para conseguir un regusto dulce en la cocina el aceite de nuez es ideal. Su intensidad hace que un par de gotas sean suficientes para impregnar cualquier plato con su sabor, hecho que es de agradecer si se tiene en cuenta su precio de mercado.

Aceites trufados y afrutados

Todavía desconocido por muchos, el aceite de uva se considera desde hace tiempo una alternativa plausible al aceite de oliva debido a su contenido en ácidos grasos esenciales. Ligero, dulce y con una resistencia al calor bastante alta, sirve para todo.

Enemigo número uno del colesterol, el aceite de aguacate es conocido por ser una fuente de grasas monoinsaturadas y ácidos omega 3. También destaca su alto contenido en vitamina E, potasio y proteínas, por lo que además de sus beneficios sobre el funcionamiento del corazón, tiene efectos muy positivos sobre la piel.

Existen una gran variedad de aceites trufados, pero destaca por su sabor (y su precio) el aceite de trufa blanca. Una gota sobre el plato basta para comprobar la fiebre culinaria que desata este tipo de aceites, pero por desgracia es un producto que no está al alcance de todos los bolsillos.

La alternativa definitiva al aceite de oliva

El aceite de linaza es simplemente medicina. Está considerado un aceite mucho más beneficioso para la salud que el aceite de oliva, ya que su impacto positivo sobre el colesterol, la tensión y el sistema cardiovascular es impresionante. El problema es que se degenera rápidamente al exponerlo a la luz y el calor, por lo que su conservación es tediosa. Evidentemente su uso está reservado al aliño de ensaladas o verduras, ya que en frituras o cocciones sería un desastre.

FOTOGALERÍA: descubre todas las propiedades y beneficios del aceite de oliva

Alternativas sabrosas y saludables al oro líquido

Buscar alternativas a la cocina tradicional es una iniciativa culinaria que llenará tu cocina de una variedad de aromas y sabores enorme. Usar diferentes aceites además de refrescar el estilo de tus platos, da un toque exótico y moderno que el oro líquido no puede ofrecer. Pero siempre hay que tener en cuenta que las alternativas al aceite de oliva deben ser saludables a la par que sabrosas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016