Excite

¿Puedo tomar cerveza si ya ha pasado su fecha de caducidad?

A todos nos ha pasado alguna vez. En el fondo de la nevera o de la despensa se nos ha quedado una cerveza olvidada y solitaria y descubrimos con espanto que la fecha impresa en su superficie o en su chapa ya ha expirado, por lo que nos preguntamos si esta ha caducado y se puede tomar. La diferencia para el caso entre una cerveza en botella y en lata no existe y los condicionantes que la hacen apta o no para el consumo son los mismos.

    Foto: Shutterstock

Fecha de consumo preferente

Desde hace unos años en España, los alimentos -categoría en la que entra la cerveza- llevan impresa o bien una fecha de caducidad o una fecha de consumo preferente, que si bien son iguales en apariencia, existen grandes diferencias. En cuanto a la primera, el concepto que la mayoría maneja, se imprime sobre aquellos alimentos que, una vez pasada, suponen un riesgo si se consumen. Por su parte, la fecha de consumo preferente es el día a partir del que el alimento comienza a perder parte de sus propiedades, pero sin entrañar graves problemas al organismo en caso de ser ingeridos.

Dicho esto, ¿en qué grupo se clasificaría la cerveza?

Esta bebida pertenecería a la categoría de alimentos etiquetados con fecha de consumo preferente, es decir, aquellos que pueden consumirse sin problemas tras esta, aunque no está garantizado que el sabor sea el mismo que antes de que expirase, algo que podrás haber comprobado de primera mano si eres de los que se deja seducir por ofertas a bajo precio en el supermercado o si las mantienes en casa guardadas por mucho tiempo.

Las cervezas se elaboran con un mosto que ha hervido durante un mínimo de 30 minutos, un lapso de tiempo más que suficiente para eliminar cualquier organismo vivo en su composición, por lo que se trata de un líquido aséptico. Además, la mayoría de estas contienen lúpulo, una planta que, además de dar amargor a la bebida, funciona como antibiotico natural.

Aún así, la mayoría de las cervezas que puedes adquirir en un supermercado están expuestas a posible deterioro una vez pasado meses tras su fabricación, un proceso entrópico en el que juega en papel fundamental la conservación de la misma, su posible exposición a la luz, así como su propia composición y contenido alcoholico, puesto que algunas variedades de cerveza son más permeables al paso del tiempo que otras.

Sin fecha de caducidad

En lo que respecta a las cervezas con más de 10º de graduación, más populares fuera de nuestras fronteras que en España, éstas no tienen ni fecha de caducidad ni fecha de consumo preferente en su etiquetado. Su alto contenido alcoholico funciona de conservante natural, por lo que no se estima como obligatorio el sobreescribir una fecha sobre el envase para advertir esta circunstancia.

La cerveza de más de 10º, como el vino u otras bebidas que superan esta cantidad alcóhlica, están sujetas al reglamento 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, quedando exentas de este etiquetado obligatorio para otros productos, al considerarse que pueden permanecer inalterables durante años si se conservan correctamente, algo que resulta imprescindible para que su sabor, textura y propiedades sean óptimos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021