Excite

Chirimoyas, “el más delicioso fruto conocido por los hombres”

Las chirimoyas son originarias de las altitudes medias de los Andes, sobre todo de la zona de Ecuador y Perú aunque actualmente también se producen en el sur de España, Italia, Francia, Taiwan, California y Nueva Zelanda. Es una fruta que curiosamente necesita el frío para germinar aunque cuando el fruto está ya maduro es bastante sensible al frío.

La palabra chirimoya proviene del término quechua “chirimuya” que quiere decir “semillas frías” debido a que la planta crece a considerable altitud. Curiosamente las semillas que encontramos en el interior son venenosas si las abrimos e ingerimos. Igualmente debemos abstenernos de ingerir la piel ya que puede provocar inmobilización de algunos miembros.

Entre las principales propiedades de las chirimoyas, destaca un alto contenido en azúcar, casi un 15%, además de contener también vitamina A y C. Son una interesante fuente de minerales tales como potasio, magnesio, fósforo, calcio e hierro. Otros elementos que le confieren valor nutritivo son la niacina, riboflavina, tianina, ácido fólico, ácido ascórbico y antioxidantes.

Por todo ello las chirimoyas ayudan a la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular. Reducen el colesterol malo y ayudan a la realización de digestiones pesadas y al estreñimiento, debido a sus propiedades laxantes. También previenen contra la hipertensión, los problemas cardiovasculares y la celiaquía.

Aunque principalmente las chirimoyas se comen como frutas naturales, también las podemos combinar con otras frutas en una delicioso ensalada de frutas o incluso cocinarlas para preparar una riquísima tarta de chirimoyas.

Imagen: "Didier Vidal", en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016