Cómo preparar chupitos de gelatina

Más extendidos por Norteamérica y los países anglosajones que por los hispanohablantes, los chupitos de gelatina son un simpático postre tremendamente sencillo de elaborar. A la vez, basta con darle rienda suelta a nuestra imaginación para ensayar nuevas variedades, y se conservan sin dificultad en el colegador durante el tiempo que sea preciso.

Económicos, rápidos y variados

Siendo, sin lugar a dudas, un postre rápido, variado y también económico, factor muy a tener en cuenta estos días, es cuestión de tiempo que los chupitos de gelatina se extiendan por bares, restaurantes y también por nuestros hogares.

Ingredientes para 4 personas:

1 sobre de gelatina

1/2 litro de agua

Un chorreón de licor

Al igual que cuando hacemos la gelatina al uso, ponemos a hervir medio litro de agua y una vez comience la ebullición, la apartamos del fuego y disolvemos en ella el sobre de gelatina. Mientras lo hacemos, vamos removiendo, a ser posible con unas varillas de madera, a fin de que no quede ni un grumo.

La única variación con respecto a la receta clásica es que, en esta ocasión, la daremos otro toque con alguna bebida alcohólica. Lo ideal es elegir el tipo de licor en consonancia con el sabor de la gelatina que hayamos empleado. No obstante, hay otras bebidas alcohólicas que pueden mezclarse perfectamente con cualquier tipo de gelatina de frutas, caso de la ginebra, el ron blanco o el vodka. Añadimos un chorreón al gusto, repartimos la gelatina en los chupitos y los dejamos en el congelador hasta que adquieran consistencia.

Tiempo de preparación: 1 hora

Dificultad: Baja

Frutas para adornar

Como hemos dicho antes, en función del sabor que elijamos para hacer los chupitos de gelatina variará la bebida alcohólica con la que lo aderecemos y también el adorno. Así, elige cualquier tipo de fruta en consonancia con nuestra elección, y completa su presentación con unas ramitas de las siempre recurrentes menta o hierbabuena.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014