Excite

El cocido madrileño para amantes de comidas caseras

El cocido madrileño es un plato con siglos de historia y millones de adeptos por toda la geografía mundial, por la gran cantidad de variedades existentes, pues cada gran cocinero lo prepara de una manera diferente.

Cabe decir, que no hay mejor cocinero, que la mamá que prepara esta delicia culinaria para su familia.

Receta y forma de preparar un buen cocido madrileño

El cocido madrileño, es un plato preparado tradicionalmente en puchero y hecho a fuego lento, pero también puede prepararse en ollas exprés o modernas ollas rápidas.

Ingredientes para 4 personas.

  • Un trozo de jamón, preferiblemente con hueso de aprox. 150 gramos.
  • 150 gramos de carne de morcillo.
  • Un cuarto de pollo o gallina.
  • Un chorizo mediano.
  • 500 gramos de garbanzos.
  • 1 patata grande.
  • 150 gramos de judias verdes limpias.
  • 1 Zanahoria grande.
  • Sal, laurel, hierbabuena.

A partir de esto, cada profesional de la cocina, utiliza otros ingredientes que pueden ser, morcilla, tocino y otras verduras.

Se pone la carne en la olla con agua, y se pone en el fuego, cuando comienza a cocer, se espuma para quitar lo que la carne puede llevar impregnado y que con el lavado inicial no se ha podido eliminar.

Una vez hecho esto, se le añaden los garbanzos escurridos, que previamente hemos puesto en remojo, aproximádamente unas 6 u 8 horas y las verduras que consideremos oportunas, personalmente, la mejor opción es patata, zanahoria y judías verdes, peladas y limpias.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: dejamos cocer durante varias horas si lo hacemos a fuego lento, o si por el contrario, utilizamos olla exprés o rápida, tapamos y dejamos cocinar durante 30 minutos.

El punto exacto nos lo dan los garbanzos, pues transcurrido este tiempo, se prueban los garbanzos y si están blandos, pues solo nos queda corregir de sal.

Dificultad: fácil

Forma de presentar

Para presentar un buen cocido madrileño, pueden usarse varias tácticas, pero la que sin duda es espectacular, es separar los distintos tipos de carne y presentar juntos en una fuente.

Por otro lado, los garbanzos y las verduras escurridas y pueden servirse, para aderezar con aceite y vinagre, sin duda un plato exquisito.

Finalmente con el caldo obtenido de esta formidable conjunción, hacer una riquísima sopa, servida como primer plato y reservando los garbanzos con verduras y la carne como un estupendísimo segundo plato.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016