Excite

Comidas fáciles y rápidas para preparar sin esfuerzo

Aunque la cocina sea una afición de lo más agradecida para infinidad de personas, lo cierto es que, por uno u otro motivo, no siempre tenemos el tiempo que queremos para dedicarnos a ella. De cualquier modo, hay recetas fáciles y rápidas que pueden satisfacer sobremanera nuestras apetencias a falta de momentos en los que dar rienda suelta a nuestra pasión por los fogones. Es el caso del pan de ajo, un entremés barato cuya preparación es de lo más sencilla. Para hacerlo necesitamos:

  • 1 barra de pan (preferiblemente del día anterior)
  • 75 gramos de mantequilla
  • 2 ajos
  • perejil
  • sal

Lo primero que haremos será poner los ajos en un mortero para machacarlos, y a continuación los mezclamos con la mantequilla y un poco de perejil y sal. Mientras, cortamos la barra de pan en forma de libro, esto es, rebanándola pero sin llegar hasta el final. Finalmente, untamos la mantequilla majada con los ajos y el perejil en cada rebanada con un cuchillo y metemos la barra de pan en el horno hasta que esté bien tostada.

Nuestra siguiente propuesta, casi tan fácil y rápida como la anterior, es la que constituye la sopa de tomate, en la que se dan cita asimismo diversas verduras. Para su elaboración, son precisos estos ingredientes:

  • 1 kilogramo de tomates maduros
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 pepino
  • 1 rama de apio
  • albahaca fresca
  • aceite de oliva
  • vinagre
  • sal

Para preparar este plato, basta con poner en el vaso de la batidora los tomates pelados y sin pepitas, la cebolla, el pepino, el apio y un par de hojas de albahaca, un chorrito de vinagre (el balsámico le aporta un matiz totalmente distinto) y otro de aceite. Batimos todo con cuidado y lo dejamos enfriar en la nevera, y para servirlo podemos añadirle unos hielos y decorarlo con más albahaca.

Finalmente, nuestras recetas de comidas fáciles y rápidas concluyen con una propuesta que se presta igual de bien a los dos calificativos. Hablamos de la crema de albaricoque, todo un toque de distinción para la hora de los postres. Para hacerla necesitamos:

  • 1 kilogramo y medio de albaricoques
  • 200 gramos de miel
  • nata montada
  • hierbabuena

Tras pelar los albaricoques, los ponemos en la batidora con la miel y batimos hasta obtener una crema esponjosa. Una vez que, tras pasar por la nevera, esté bien fría, añadimos a la crema nata montada por encima y decoramos con la hierbabuena que antes habremos enjuagado a conciencia.

 

 

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016