Excite

Cómo aliñar aceitunas caseras

Si es la primera vez que vamos a recoger olivas, o tenemos un amigo o familiar que tiene un campo y nos ha regalado unas cuantas, es fundamental saber cómo aliñar estas aceitunas para disfrutarlas como se merecen. En este proceso habrá que decidir si las vamos a preparar machacadas, rajadas o enteras.

    Matias Garabedian - Flickr

El tipo de oliva y su preparación

Saber cómo aliñar las aceitunas no solo es importante para poder disfrutarlas con los sabores del ajo, el hinojo, el tomillo, el limón o el laurel, también se trata de un procedimiento paciente pero sencillo que bien llevado nos convertirá en unos auténticos artesanos de la oliva.

Enteras, cortadas o machacadas

Antes de comenzar el proceso debemos tener las aceitunas cubiertas con agua en un bote cerrado y decidir si queremos proceder a aliñarlas enteras, cortadas o machacadas. Las aceitunas negras suelen ser menos amargas que el resto, por lo que se suelen aliñar enteras. Si son verdes es aconsejable cortarlas un poco con un cuchillo o machacarlas con el culo de una botella cóncava sin dañar el hueso. De esta manera conseguiremos que pierdan antes el amargor y que cojan más el sabor del aliño.

Quitarles el amargor

Para quitarle el fuerte sabor amargo debemos meter las aceitunas, una vez machacadas o enteras si así lo preferimos, en un bote que cubrimos de agua. Mezclando sal y agua en un recipiente podemos hacer una salmuera y llenar el bote de aceitunas de este líquido en lugar de agua. Luego debemos tener el bote de aceitunas en un lugar oscuro y que esté lo más lleno de líquido posible para que las aceitunas no tengan casi aire.

El tiempo que deben estar en el bote depende de cada uno. Hay quien las tiene semanas y le cambia el agua o la salmuera cada siete días y hay quien la tiene entre dos y cuatro días. Lo ideal las primeras veces es irlas probando hasta que notemos que el amargor ha desaparecido lo suficiente para nuestro gusto.

El aliño

Aprender cómo aliñar aceitunas va a ser tan importante como saber machacarlas y quitarles el amargor. Para el aliño debemos echar tomillo, hinojo, laurel, orégano y sal en una olla con agua hirviendo y cocerlo diez minutos. Después de dejarlo enfriar añadiremos limón en cuartos. A continuación machacamos unos ajos con un mazo y lo echamos a la olla. Cuando la mezcla quede fría se echa el aliño sobre las aceitunas y se rellena el bote con agua fría. En una semana podremos disfrutar de unas ricas aceitunas caseras.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016