Excite

¿Cómo arreglar un guiso salado?

En ocasiones puede ser que al preparar un guiso la mano se vaya con la sal, esto puede ser un grave problema si encima entre los comensales hay una persona con la tensión alta. Por ello conviene saber cómo arreglar un guiso salado, ya que hay ingredientes que contrarrestan el exceso de sal.

Trucos y consejos

Saber cómo arreglar un guiso salado es algo que todo amante de la cocina debe conocer. No todo el mundo tiene los mismos gustos, y por ello en ocasiones hay recetas que mientras que para algunas personas están sosas para otras están excesivamente sabrosas.

Uno de los métodos más comunes es añadiendo trozos de patatas peladas, o sin pelar pero bien lavadas, dentro de la cazuela. Dejando durante unos quince minutos los trozos de patatas en la cazuela será suficiente para que absorba todo el exceso de sal. Cuando se vaya a servir el guiso hay que retirar las patatas, ya que estará muy salada. El pan tiene el mismo efecto que las patatas, aunque absorbe menos cantidad de sal.

Azúcar y vinagre para el exceso de sabor

El azúcar y el vinagre de manzana son otros dos aliados a la hora de reducir la sal en el guiso. Hay que agregar a la olla una cucharadita de azúcar con una cucharadita de vinagre de manzana. Se debe dejar cocinar durante unos cinco minutos y probar. Si el resultado ya es el adecuado se deja como está, si no, hay que añadir un poco más. Con este método el sabor del guiso va a cambiar un poco.

Leche y gaseosa

Otro consejo sobre cómo arreglar un guiso salado es añadiendo a la cazuela una mezcla de leche y gaseosa a partes iguales. Si el guiso no admite gaseosa se puede añadir sólo leche. En general cualquier líquido puede contrarrestar el sabor pero la leche es la que mejor funciona para ello.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016