Excite

¿Cómo se quita el alcohol de una cerveza 'sin alcohol'?

La cerveza es un alimento milenario, se tiene constancia de que los egipcios ya la tomaban y no son pocos los histriadores que afirman que esta bebida podría haber salvado a la Humanidad en varias ocasiones, ya que ante la mala calidad del agua en las ciudades, se optaba por ella en su lugar para el consumo de la población general. Lo que no es tan antiguo es el proceso por el que se quita el alcohol, dando lugar a la 'sin', la opción de muchos que quieren disfrutar de su sabor sin las consecuencias que supone el consumo de su versión al uso.

    Foto: Shutterstock

El proceso para crear la 'sin'

La cerveza sin alcohol no se elabora siguiendo un único método, sino que existen varios igualmente efectivos que se usan según el sabor que se quiera obtener, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes. En cualquier caso, existen dos grandes grupos en los que se agrupan los procesos para crear una cerveza con una cantidad de alcohol notablemente inferior a la que se le espera:

  • Por un lado están los métodos en los que la fabricación de la cerveza se modifica desde la fermentación -momento en el que actúan las levaduras convirtiendo el azúcar del mosto en alcohol- para que esta tenga una graduación inferior. La principal desventaja de estos procesos es que, al controlar la fermentación, también se obtiene un producto con menor sabor, debido también en parte al hecho de que se diluye la cerveza con agua para bajar su cantidad de alcohol.
  • Por otro lado están los procesos físicos en laos que se realiza la cerveza de forma tradicional para, una vez fabricada, rebajar su contenido alcoholico. Si bien de esta forma no se elimina tanto sabor en el producto, es necesaria una completa maquinaria para su elaboración, lo que lleva aparejado un gran desembolso económico que no solamente pocos fabricantes pueden permitirse, sino que repercute directamente en el precio de venta al público del producto final.
  • La 'sin' en España

    Sobre la 'sin' todavía existen muchos prejuicios, y en contra de lo que podría pensarse, España, un país de bares, es uno de los mayores consumidores de esta bebida en toda Europa. Además, según diversos estudios, el consumidor medio derriba todo prejuicio que pueda existir sobre este producto, ya que en un 55% son hombres y por grupos de edad, los mayores consumidores son personas de entre 45 y 65 años. En la categoría de 'sin' se encuadran tanto las bebidas de bajo contenido alcoholico -entre 1 y 3 grados-, las cervezas con entre 0,99º y 0,10º y finalmente las 0,0, que son aquellas con menos del 0,1% de alcohol en su composición.

    En cuanto a su sabor, existe un gran debate entre quienes defienden que se trata de una buena alternativa a la cerveza tradicional y los que afirman que, más allá de que tengan alcohol o no, su sabor es muy diferente al producto original, ya que la acusan de tener un sabor metálico que resulta desagradable al paladar. En cualquier caso, hasta los más puristas en el mundo de la cerveza reconocen que poco a poco existen mejores productos sin alcohol en el mercado y que las diferencias entre una y otra son cada vez más estrechas.

    España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021