Excite

Cómo hacer salsa bechamel : receta para aprender fácilmente

Existen en nuestra gastronomía un gran número de recetas que incorporan esta salsa de origen francés. Aprender cómo hacer salsa bechamel de manera rápida y fácil te resultará muy sencillo realizando los pasos que te explicaremos a continuación. Desde ya podrás disfrutar de fantásticas recetas con una perfecta salsa bechamel rápida, fácil de preparar y por supuesto sin grumos.

Cómo hacer salsa bechamel

Esta famosa salsa de origen francés, también conocida como salsa blanca o besamela combina perfectamente con platos de pasta o verduras, especialmente gratinadas al horno. En gastronomía se la conoce como la salsa de todas las salsas ya que es la base de otras muchas recetas y platos tan conocidos por todos como las sabrosas croquetas de jamón serrano o de pollo. El secreto de cómo hacer salsa bechamel es el siguiente:

Para empezar los ingredientes:

  • 80 gr de harina de trigo.
  • 60 gr de mantequilla o margarina a gusto.
  • Un litro de leche entera.
  • Un pellizco de sal.
  • Un poco de nuez moscada.

En su elaboración tardaremos aproximadamente media hora y su dificultad es baja.

Para comenzar nuestra salsa bechamel, tamizaremos bien la harina para conseguir una molienda más fina y evitar que se apelmace. Para mayor rapidez pondremos a calentar la leche en el microondas sin que llegue a hervir y la reservaremos.

A continuación en una cacerola derretiremos muy lentamente la mantequilla o margarina hasta que esta esté completamente líquida. En ese momento añadiremos de golpe toda la harina y con un cucharón de madera removeremos ligeramente para tostar la harina y cocerla a fuego lento evitando siempre que se queme.

Ahora es el momento de incorporar la leche caliente sobre la mezcla y seguir moviendo en círculos sin parar hasta que la mezcla quede con una textura fina y suave. Para finalizar añadiremos la sal y la nuez moscada y mezclaremos bien a fuego muy suave.

Salsa bechamel más rápida, más suave

Ahora que ya sabemos cómo hacer salsa bechamel podemos jugar con las cantidades de harina y leche para conseguir que nuestra bechamel que más ligera o más densa dependiendo del plato que vayamos a realizar.

Si no andamos bien de tiempo o si han salido grumos en nuestra bechamel, un truco que nunca falla es utilizar la batidora para acabar de realizar la mezcla de manera más homogénea. Con este truco obtendrás una perfecta salsa bechamel muy suave.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016