Excite

¿Cómo hacer un huevo duro perfecto?

El huevo es un alimento freso y de gran valor nutricional. Su alto contenido proteico lo convierten en una fuente de energía muy recomendable. Este se puede consumir de muchas maneras, frito, duro, escalfado, poche... Cada una de ellas tiene su dificultad, pero en esta ocasión vamos a conocer cómo hacer un huevo duro perfecto.

Ideal para ensaladas, salmorejos, rellenos...

Los expertos en alimentación recomiendan a la semana comer hasta tres huevos. Su alto valor nutricional lo hacen un ingrediente imprescindible. Una de las formas más usuales de prepararlo es cocido, sin embargo, y aunque pueda parecer muy sencillo saber cómo hacer un huevo duro perfecto tiene cierto grado de dificultad.

Encontrar el punto de cocción exacto sólo se consigue con experiencia y siguiendo algunas rutinas. Es más habitual de lo que parece retirar un huevo aún medio crudo o sobrecocido.

Para cocer el huevo y que este quede perfecto, es recomendable hacerle en uno de los extremos un pequeño agujerito con un alfiler o chincheta. Esto sirve para que le entre un poco de aire, pero hay que tener cuidado que no se agriete.

El agua debe ponerse a ebullición y cuando lo esté se baja un poco y se introduce el huevo ayudado de una cuchara para que no golpee fuertemente contra el suelo o las paredes del recipiente y se agriete. Se debe cocer a fuego medio.

Cuando pasen diez minutos, se retira del fuego y se quita el agua. Si se va a consumir inmediatamente, se puede golpear contra las paredes del recipiente antes de sacarlo para que se agriete, sino es mejor pelarlo una vez frío.

Un truco para pelarlo

Lo último que queda para tener el huevo duro perfecto es que se pueda pelar bien. Un buen truco es verter agua fría en el mismo recipiente donde se ha cocido. En tan sólo 15 minutos el huevo ya estará frío y se podrá quitar la cáscara sin dificultad.

Evitando que la yema se desplace

A algunas personas no les gusta que la yema no se encuentre en el centro del huevo. Así para conseguir que esta no se desplace, el huevo debería introducirse en agua templada con una cuchara y mucho cuidado, en lugar de ya en ebullición. Con las altas temperaturas del agua la yema se puede mover. Con esto ya sabrás cómo hacer un huevo duro perfecto.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016