Excite

¿Cuál es la diferencia entre tapas y pinchos?

En España la costumbre de salir de tapas, o de pinchos, se ha ido extendiendo cada vez más con el paso de los años. Según la RAE una tapa o pincho, es una pequeña porción de un plato. Es decir, para ella no existe ninguna diferencia entre tapas y pinchos.

Distinta forma de comer una tapa o un pincho

Aunque en el sur se le suele denominar tapa, y en el norte pincho o pintxo (en su grafía en Euskera), muy pocas personas conocen cual es la diferencia entre las tapas y los pinchos. De hecho, ni si quiera la Real Academia Española de la Lengua es capaz de diferenciar claramente estos conceptos. Según reza, una tapa es una "pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida"; mientras que un pincho es "una porción de comida tomada como aperitivo, que a veces se atraviesa con un palillo".

Los pinchos, antes banderillas

Si se aprecia en sus definiciones, que si esta porción de comida está atravesada por un palillo, se trataría de un pincho. Por ejemplo, se suelen servir como pinchos las croquetas, la carne adobada, la tortilla o los riñones. Además, tradicionalmente los pinchos iban colocados encima de una rebanada de pan y también se les denominaban banderillas.

Ejemplos de tapa son el salmorejo, las papas aliñadas, la carne con tomate o la ensaladilla. Aquí el pan se coloca en uno de los lados de la comida.

Es por ello que en la forma de presentar los alimentos y si se utilizan utensilios o no para su degustación radica la principal diferencia entre una tapa y un pincho.

Las diferencias según Arzak

Uno de los cocineros más reputados de España, Juan Marí Arzak explica que la diferencia entre las tapas y los pinchos no está sólo en si hace falta utensilios para degustarlo o ya viene con un palillo, en el caso de la tapa, sino también en que tradicionalmente la tapa se consume sentado y el pincho se consume de pie.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016