Excite

Receta de ensalada de pasta con pesto

La pasta es, queramos o no, una parte importante de nuestra dieta por razones que no vamos a descubrir ahora. Sin embargo, existen formas de prepararla que se escapan un poco de lo común, y una de ellas, muy propicia para el periodo estival, es la ensalada de pasta con pesto.

Frescura y exquisitez

La receta para elaborar la ensalada de pasta con pesto se caracteriza tanto por su frescura como por lo exquisito de los matices que puede llegar a ofrecer si se elabora adecuadamente, lo que tampoco supone demasiado esfuerzo.

Ingredientes para 4 personas:

400 gramos de pasta

120 gramos de piñones

250 gramos de queso parmesano

150 gramos de mozzarella

1 diente de ajo

75 gramos de tomate deshidratado

200 gramos de rúcula

100 gramos de albahaca

Aceite

Sal

Lo primero que haremos será poner la pasta (hélices, plumas o similares) a hervir en abundante agua salada hasta lograr que esté al dente, tras lo que procederemos a enjuagarla con agua fría y reservarla.

Entretanto, procederemos a elaborar el pesto, para lo que será necesario hornear durante un par de minutos a 150º los piñones. Tras hacerlo, los ponemos en un mortero junto con el diente de ajo y la sal, y empezamos a macharcarlos hasta obtener una especie de pasta. Mientras, rallamos el queso parmesano y vamos incorporándolo poco a poco al mortero, vertiendo de cuando en cuando un chorrito de aceite para que todo se vaya asimilando.

Luego procedemos a incorporar la mozzarella, y tras ella la albahaca, machacando todo cuidadosamente hasta lograr que la mezcla sea uniforme y corrigiendo el sabor con los distintos ingredientes si fuera preciso. Finalmente, mezclamos la rúcula con los tomates deshidratados (que previamente hay que dejar en agua) y la juntamos con la pasta elegida, aliñándolo todo finalmente con el pesto y depositándola unos minutos en la nevera si fuera preciso.

Pesto rojo: otra opción

Otra opción de cara a elaborar ensalada de pasta al pesto es preparar pesto rojo para acompañarla. La clave es sustituir la albahaca por tomate (deshidratado o en conserva) y acompañarlo de limón y hasta guindilla si queremos dar un toque picante a nuestra ensalada. Para presentarla, no dudes en emplear hierbabuena y cilantro.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017