Excite

Ventajas y desventajas del consumo de comidas rápidas

El horario laboral y el estrés del ritmo diario son algunos de los motivos por los que hoy en día ha aumentado el consumo de las comidas rápidas. Estas contienen por lo general, altos niveles de grasas, sal, condimentos o azúcares que estimulan el apetito y la sed, lo que tiene un gran interés comercial para los establecimientos que proporcionan ese tipo de comida, además de numerosos aditivos alimentarios. Potencialmente todos los alimentos son perjudiciales para la salud si se abusa de su consumo, pero los que se consideran comida basura lo hacen en mayor medida.

Fuente: Twitter

Tal vez con fines comerciales, pero son muchas las cadenas de comida rápida que han optado por ofrecer platos más saludables como ensaladas o platos veganos, por lo que comer en un restaurante de comida rápida no tiene por que ser siempre malo. De hecho, ahora es posible una dieta relativamente equilibrada basada en comidas rápidas, ya que se ofrecen multitud de platos diferentes, como ensaladas, pescados o platos 100% veganos.
Entre las mayores ventajas que aporta el consumo de comida rápida está el ahorro de tiempo, ya que al comer en un restaurante fast food no se tiene que cocinar, además muchos de estos restaurantes ofrecen la posibilidad de llevar la comida al propio domicilio (take away), por lo que la comodidad se incrementa.
Entre las mayores ventajas que aporta el consumo de comida rápida está el ahorro de tiempo, ya que al comer en un restaurante fast food no se tiene que cocinar, además muchos de estos restaurantes ofrecen la posibilidad de llevar la comida al propio domicilio (take away), por lo que la comodidad se incrementa.
Otra de sus ventajas es el precio, ya que muchas veces se pueden adquirir menús completos de comida rápida por precios muy asequibles y económicos. Además por lo general tienen buen sabor, se pueden comer en pocos minutos, no hay que lavar platos, se ofrece en envases que hacen fácil su transporte y su consumo.
El mayor problema que puede surgir al consumir habitualmente comida rápida es que influya en la salud a corto y a largo plazo. Hay muchas enfermedades asociadas a las comidas rápidas altamente calóricas, como las enfermedades cardiovasculares o la obesidad. No puede afirmarse que esto sea causado en su totalidad por la comida basura, pero sí constituyen un factor principal del problema masivo de obesidad.
Los menús de las cadenas de comida rápida suelen ser muy calóricos y por norma general van acompañados de bebidas con alto contenido de azúcares y exceso de grasas. Además, aunque pueda parecer cómodo pedir comida a domicilio porque se espera que la entrega sea rápida, en muchas ocasiones la comida llega tarde por lo que se alteran sus propiedades nutricionales.
Los menús de las cadenas de comida rápida suelen ser muy calóricos y por norma general van acompañados de bebidas con alto contenido de azúcares y exceso de grasas. Además, aunque pueda parecer cómodo pedir comida a domicilio porque se espera que la entrega sea rápida, en muchas ocasiones la comida llega tarde por lo que se alteran sus propiedades nutricionales.
Una ensalada o un pescado a la plancha también son comidas rápidas y siguen siendo saludables. Sin embargo, si deseamos comer en restaurantes de comida rápida, en sus menús podemos encontrar diferentes opciones que pueden ayudarnos a seguir una dieta sana y baja en calorías. Pizzas vegana, bocadillos veggies o las ensaladas son algunos ejemplos de lo que hoy en día podemos encontrar en algunos restaurantes de comida rápida.
Cada vez más personas incluyen este tipo de alimentaciçon como base de su dieta, sin ser conscientes de los peligros nutricionales que ello conlleva. Y aunque los avances científicos lograron mejores tratamientos para las enfermedades crónicas, la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares o el cáncer, siguen siendo estas mismas patologías las principales causas de muerte en el mundo occidental, debido en gran parte a la obesidad.
Recordamos que el consumo de este tipo de comida no supone ningún inconveniente para la salud siempre que no se convierta en un hábito ni sustituya a alimentos básicos. Fast food no significa, necesariamente, comida basura. Una selección adecuada de alimentos y una correcta frecuencia de consumo pueden hacer de una comida rápida una propuesta original, equilibrada y saludable. La clave está en incluir en el menú otros alimentos que complementen en nutrientes la comida, con el fin de elaborar una comida rápida equilibrada y nutritiva.
Recordamos que el consumo de este tipo de comida no supone ningún inconveniente para la salud siempre que no se convierta en un hábito ni sustituya a alimentos básicos. Fast food no significa, necesariamente, comida basura. Una selección adecuada de alimentos y una correcta frecuencia de consumo pueden hacer de una comida rápida una propuesta original, equilibrada y saludable. La clave está en incluir en el menú otros alimentos que complementen en nutrientes la comida, con el fin de elaborar una comida rápida equilibrada y nutritiva.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016