Excite

Cómo hacer conservas caseras de tomate

Si eres de los que tiene su propio huerto, o algún día debes gastar una cantidad importante de tomates, no cabe duda de que puedes beneficiarte de las ventajas que ofrece el ponernos a hacer conservas caseras con ellos. Además, al contrario que con otras verduras u hortalizas, es relativamente sencillo elaborarlas.

Todo el sabor del tomate

Como se ha dicho, ponernos a hacer conservas caseras de tomate es una tarea sencilla que puede permitirnos gozar del mejor sabor que éstos nos ofrecen. Procurando adquirir tomates de calidad y en su temporada, principalmente en verano, la correcta elaboración de las conservas caseras hará que duren más de un año sin perder sus propiedades.

Ingredientes para 4 personas:

Cuatro kilos de tomates maduros

Tres o cuatro tarros de cristal

Dos dientes de ajo

Aceite de oliva

Azúcar

Orégano

Sal

Antes de ponernos con los tomates, es fundamental desinfectar los tarros de cristal que hayamos elegido para las conservas, así como sus correspondientes tapaderas. A continuación, pelamos los tomates y los batimos. Luego vertemos el contenido del vaso en una olla o sartén en la que previamente habremos puesto los dos ajos troceados y un buen chorreón de aceite de oliva.

A medida que se vaya friendo el tomate, le añadimos sal y azúcar en caso de que sea preciso corregirle la acidez. No obstante, también podemos modificar su sabor empleando un chorrito de vino blanco. Poco antes de retirarlo del fuego, le añadimos el orégano y lo repartimos por los tarros. Luego, ponemos los tarros en una olla al baño maría sin que el agua llegue a cubrirlos y una vez empiece a hervir, esperamos unos quince minutos.

Apagamos el fuego y dejamos que se enfríen dentro de la olla. Cuando estén fríos, sólo hay que comprobar que el vacío se ha hecho correctamente (el interior de la tapadera estará inclinado hacia abajo) y guardamos los botes en un lugar oscuro, fresco y seco.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Dificultad: Baja

Tomate crudo o pisto

No obstante, ésta no es la única manera de hacer conservas caseras de tomate. Así, podemos optar por pelar y cortar en cuatro los tomates para envasarlos mediante el procedimiento anterior, aunque a la hora de meterlos en el tarro hay que procurar apretarlos todo lo posible para que no quede aire. Por otro lado, también podemos preparar las mismas conservas añadiendo otras verduras y haciendo un pisto.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016