Excite

Hacer fuego en barbacoa de carbón: cómo hacer las mejores brasas

Comer al aire libre porque se dispone de una terraza, jardín o ático es una buena excusa para reunirse con los amigos cuando llega el buen tiempo. Para aderezar todo esto con un olor agradable, se puede hacer un fuego de barbacoa con carbón para cocinar carnes, pescados, arroces o verduras.

    ʞǝʌǝɥs - Flickr

Procedimiento

Para conseguir hacer fuego en una barbacoa con carbón primero habrá que conseguir hacer brasas y que se extinga el fuego para no quemar la comida en exceso. También hay que tener en cuenta en qué orden se ponen las carnes, los pescados o las verduras puesto que muchos sueltan líquido y pueden reavivar el fuego.

Cantidad de carbón

Según los comensales o el tipo de comida que se quiera cocinar, la cantidad de carbón será variable. Si se quiere cocinar una paella, un chuletón o un trozo grande de salmón u otro pescado, es aconsejable utilizar mucho carbón para que las brasas duren más tiempo. Si por el contrario se van a cocinar carnes más pequeñas como salchichas, chorizos, hamburguesas o agujas, pescados como sardinas o gambas, o verduras como pimientos no se precisará de una cantidad excesiva de carbón siempre que el número de comensales sea bajo y las tandas a cocinar no sean más de tres o cuatro.

Encender las pastillas

Una vez vertido el carbón se aconseja realizar de uno a tres huecos para introducir pastillas de encendido en los mismos y encenderlas con un mechero o cerillas. Cuando están encendidas se deben mover los carbones con una varilla o unas pinzas, preferiblemente metálicas, de manera que recubran las pastillas con forma de montañitas para quemar carbones y dejar algunos huecos para que pueda respirar el fuego.

Mantener el fuego y mover las brasas

Al hacer el fuego de la barbacoa el carbón que está en contacto directo se va convirtiendo en brasa. Cuando esto ocurre se deben cambiar por el lado que aún esta negro y mover los que están más lejos hacia las llamas. Si las llamas se apagan o pierden fuerza antes de convertir los carbones en brasas se puede reavivar el fuego dando aire, por ejemplo con un abanico. Una vez estén las brasas hechas, si queremos extinguir el fuego se aconseja mover los carbones hasta perder la llama y comenzar poniendo algo de comida que no suelte mucho líquido.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016