Cómo hacer té frío de forma original

Con la llegada del verano, es indudable que precisamos de más líquido y buscamos otras formas de tomar cafés o infusiones como el té. Es por ello que te ofrecemos algunas propuestas para hacer un té frío distinto al habitual con el que amenizar las noches o simplemente bajar la comida.

Con cuerpo y sabor

Frente a otras variedades que se suelen hacer de té frío, la que desde aquí te proponemos llama la atención por su notable cuerpo y por la amplia gama de matices que posee y que le otorgan un sabor de lo más singular. Por otra parte, no es complicado obtener los productos necesarios para su elaboración en cualquier supermercado o herboristería.

Ingredientes para 4 personas:

5 cucharadas soperas de té verde o negro

1/2 vaina de vainilla

1 cucharada de anís estrellado

1 ramita de canela

Cáscara de naranja y limón

1 cucharada de Miel de caña

1 cucharada de azúcar morena

1 litro y medio de agua

El primer paso que daremos no será otro que hervir el agua en una olla adecuada o, lo que es preferible, directamente en una tetera. En ella habremos depositado previamente la canela, el anís, la cáscara de naranja y de limón y la vainilla. Cogemos la media vaina, hacemos un corte longitudinal y vertemos el polvillo que hay en su interior en el agua antes de añadir también su continente.

Una vez arranque a hervir el agua, le incorporamos el té y apagamos el fuego para dejar que repose unos minutos. A continuación, le añadimos la miel y el azúcar morena y removemos bien antes de dejar que se enfríe en la nevera o el congelador.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Dificultad: Baja

Té frío al limón

Como es sabido, a la hora de beneficiarnos de las propiedades del té hay infinidad de opciones. Si nos decantamos por hacer té frío, una de las propuestas más sencillas y aceptadas es la del té al limón. Igual que el anterior, se hierve con su cáscara, y una vez listo sólo hay que añadirle el zumo de dos limones.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014