Excite

Jamones Carrasco: reputación y calidad

Jamones Carrasco es una empresa familiar fundada hace ya la friolera de 116 años. Fueron promotores de la denominación de origen de Guijuelo (localidad en donde se encuentran) y su calidad hoy en día está más que avalada y contrastada. Una perfecta trayectoria, que roza la excelencia, hacen de sus jamones ibéricos piezas deseadas por el más exquisito de los gourmets.

El cerdo ibérico es una raza que se cría solamente en España y actualmente Jamones Carrasco trabaja con dos calidades: el de Cebo, que es el animal criado sin alimentación de bellota, y el de Bellota, que sí ha tomado este fruto seco.

Este último se caracteriza porque de noviembre a marzo se inicia el periodo que se llama montanera, denominado así por ser cuando hay bellota en los árboles (principalmente encina y alcornoque) y el animal empieza a comerla. Comienza con unos 90 kilos de peso y con 170 ó 180 kilos es sacrificado.

El resto del año, desafortunadamente, y al no haber bellota en los árboles y aunque la raza es la misma, al Jamón no se le puede dar este título, de ahí la denominación de Cebo. El proceso de crianza es exactamente el mismo, pero cambiando la nutrición.

Indicar que el Jamón Carrasco de Bellota necesita una curación más larga que el de Cebo y que, además, posee un nivel de ácido oleico mucho más alto debido a la ingesta del valioso fruto (llegando aproximadamente hasta un 70%), consiguiendo así ese sabor y aroma tan característicos, únicos y apreciados. ¿Quién podría resistirse a probar, siquiera, una pequeña lonchita?

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016