Excite

La obsesión por comer sano

Los medios de comunicación nos avasallan continuamente con información sobre los buenos hábitos de alimentación que puede convertirse en una obsesión para algunas personas por comer únicamente productos “saludables”.

Ahora bien, esto que podría parecer algo positivo, deriva en algunas ocasiones en un trastorno llamado ortorexia y que puede acarrear graves problemas psicológicos y físicos para las personas que lo padecen.

Las personas que padecen ortorexia llevan una alimentación, en apariencia, saludable, pero a poco que se analizan sus hábitos comienzan a aparecer una serie de carencias de determinados nutrientes o vitaminas presentes en ciertos alimentos que han dejado de ingerir por convidarlos “poco saludables”.

Así, el caso de la carne es el más común, pero hay otros como el del aceite o los frutos secos, saludables en las dosis adecuadas para una alimentación equilibrada.

No obstante, y pese a que los ortoréxicos no presentan signos externos demasiado evidentes, se caracterizan por planificar en exceso sus comidas, evitando salir a comer fuera de casa para evitar ingerir algún producto que ellos consideran tóxico.

Las consecuencias para la salud van desde la anemia a otros trastornos más severos como la pérdida de masa ósea, el agotamiento físico y mental, mayor riesgo de infecciones o, incluso, desnutrición.

Imagen: alimentosysalud.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016