Excite

¿Cuáles son los platos típicos alemanes?

La gastronomía alemana es variada, de carácter intenso y está fuertemente influida por países vecinos como Suiza, Austria, Francia, Holanda, o Dinamarca. Cada región del país tiene sus propios platos típicos alemanes. Las raciones, por lo general, son contundentes y calóricas, siendo la salchicha (Wurst) el ingrediente estrella de la cocina alemana. Otros productos muy usados son la carne, en especial la del cerdo, patatas, coles, quesos, o pescados como arenque, truchas o salmón en las zonas costeras del norte del país.

Gatronomía alemana

La salchicha (Wurst) es el ingrediente por excelencia de la gastronomía alemana, habiéndo más de 1500 tipos. Se comen frías o calientes, hervidas, asadas, fritas o en caldo. Algunos tipos son la Frankfurter (más suave), la Rostbratwurst (asada) procedente de Nuremberg, las blancas de Múnich (Weiβwurst), la Bockwurst, de color cobrizo y muy gruesa, la Currywurst, servida en trozos con salsa de tomate picante y curry, muy consumida en Berlín.

Platos típicos

Entre los platos que llevan carne como ingrediente principal destacan las Frikadellen, filetes de carne picada que recuerdan a las hamburguesas. Para su elaboración se usa, además de la carne, cebolla, huevo, pan rallado, sal y pimienta. Otro de los platos típicos alemanes es el codillo de cerdo (Eisbein), que suele servirse con Sauerkraut, también llamada "chucrut", una col agria muy usada como acompañante de carnes o embutidos. Un tipo de carne de res asada muy consumida es la Sauerbraten, marinada en vino tinto, vinagre, caldo de verduras y especias como pimienta y enebro. Son también muy populares las Kasseler, costillas de cerdo ahumadas.

Uno de los platos más conocidos de la cocina germana es la ensalada de patatas (Kartoffelsalat). Está compuesta de patatas cocidas acompañadas de distintos ingredientes. Otra receta tradicional que usa la patata es el Kartoffelpuffer, que se podría traducir como tortitas de patatas. Thüringer klöβe, son bollos de pure de patata, que suele servirse como guarnición de carne.

La pasta alemana (Nudeln) suele ser más gruesa, y contiene más huevo que la italiana. En el sur del país hay una pasta pequeña que aparece en muchas sopas y guisos, denominada Spätzle, que se puede tomar como plato único además de utilizarse como guarnición. Reposteria y panadería

La repostería alemana tiene mucha tradición y renombre. Dentro de la reposteria, la reina de las tartas es la tarta de la selva negra (Schwarzwälderkirschtorte), una tarta de gran tamaño rellena de bizcocho de chocolate y cerezas y recubierta de nata y virutas de chocolate, adornada con las frutas típicas de la selva negra. La Baumkuchen es una esponjosa tarta de harina, huevo y mantequilla con pan hueco en el centro. Un postre exquisito de la cocina de Austria y Alemania es el Strudel, un tipo de masa enrollada que tiene frutas como relleno, el más popular es el de manzana (Apfelstrudel).

La panadería alemana también tiene extensa fama y existen más de 300 clases diferentes de pan. Los preferidos suelen ser de trigo o centeno. Son mundialmente conocidos el Brötchen, un panecillo salado, de harina de trigo o centeno y cubierto de semillas o el Brezel, especie de brioche de pan con forma de lazo.

Ein Bier, bitte

Es habitual acompañar los platos típicos alemanes con alguna bebida propia de la región. Los vinos alemanes tienen merecida fama y existe una amplia cultura asociada al consumo de la uva. Las zonas vinícolas más importantes son las del Rhin y el Mosela, siendo destacadas las variedades de uva Riesling y Silvaner. En algunas regiones del sur se bebe vino de manzana (Apfelwein), aunque sin duda la bebida más popular es la cerveza (Bier), y cada región tiene sus propias variedades y recetas. Es frecuente tomar la de tipo Pils, Weiβbier (cerveza blanca), Altbier (cerveza oscura muy fermentada), o Rauchbier (cerveza ahumada), sólo por citar algunas de ellas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016