Excite

Receta de chimichurri casero

La receta de chimichurri casero nos dará las pautas para elaborar esta salsa generalmente picante es oriunda de Argentina, y un fiel acompañante de las carnes, y de cualquier "asado" que se precie, ya que tiene la propiedad de realzar el sabor de la carne, aunque también sirve como aderezo de pescados y ensaladas.

Un sabor criollo

La receta de chimichurri casero es muy fácil de preparar y está hecha a base de ingredientes que pueden encontrarse casi en cualquier cocina.

Ingredientes

1/2 taza de aceite de girasol

1/2 taza de vinagre de vino

4 dientes de ajo

1 cucharada de orégano

1 cucharada de ají molido

1/2 taza de perejil

1 cucharadita de pimienta negra

1/2 cucharadita de pimentón dulce

Sal al gusto

Preparación

Existen diferentes formas de preparar la receta de chimichurri en Argentina, ya que cada región utiliza sus propias variantes, aunque en su preparación base destacan ajo, aceite, vinagre, ají y sal.

Picamos muy finamente el ajo, el perejil y el orégano. Aconsejamos usar una botella de vidrio con su corcho correspondiente, que actuará como dosificador y al ser un frasco hermético nos permitirá conservar la salsa durante más tiempo.

Con ayuda de un embudo incorporamos en la botella el ajo, perejil y orégano picados, el ají molido y el pimentón, y por último agregamos el vinagre y el aceite en este orden. Cubrimos la botella con un poco de agua caliente. Tapamos con el corcho y le hacemos una perforación, y lo dejaremos reposando al menos un par de horas para que macere bien. Antes de aplicar lo agitaremos para unificar los aromas. No debemos conservar la salsa más de dos semanas en la nevera.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Dificultad: Baja

El ají, una nota picante

El ají proviene de las regiones tropicales y subtropicales de América. La característica principal del ají es su sabor picante. También es conocido como chile, guindilla o pimiento. La cantidad de ají que lleve nuestra receta de chimichurri determinará que quede más suave o más fuerte. Si no tenemos ají molido, ya que no siempre es fácil de conseguir, podemos sustituirlo por cayena, aunque la emplearemos en menor cantidad si no queremos hacer estragos en nuestras papilas gustativas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016