Excite

Receta de ensalada César con pollo

Con el aumento de las temperaturas apetece ir cambiando un poco la dieta. Es por ello que la pasta y las ensaladas comienzan a hacerse imprescindibles en nuestras mesas. Una de las que tiene más adeptos gracias a su rapidez y facilidad es la receta de la ensalada César con pollo.

Una ensalada con origen italiano

La receta de la ensalada César con pollo es un plato que tiene mucha tradición. Su origen se remonta a algún lugar de Tijuana en México, cuando un cocinero llamado César preparó esta receta tal y como lo hacía su familia en Italia.

Ingredientes para 4 personas

200 gramos de pollo

Picatostes de pan frito

1 Lechuga

12 anchoas

100 Gramos de aceitunas

2 Cucharadas de limón o vinagre

250 ml de aceite de oliva

2 dientes de ajo

4 yemas de huevo

1 cucharada de mostaza

100 gramos de queso parmesano

Sal y pimienta.

Lo primero que hay que hacer es introducir y batir en una batidora las anchoas, las yemas de huevo, las cucharadas del zumo del limón, los dientes de ajo, un poco de pimienta blanca, una cuchara de mostaza y el aceite de oliva virgen extra. Mientras que vamos batiendo se va añadiendo poco a poco el queso parmesano, para conseguir como resultado final la famosa salsa César.

La lechuga se trocea en las porciones según nos guste y tras lavarla se añade a la fuente donde se vaya a servir.

En una sartén se añade un poco de aceite y se fríe el pollo. Cuando esté dorado se retira y se corta en tiras finas. Se deja que se enfrie y se añade al bol donde está la ensalada.

Los picatostes se pueden comprar ya fritos o bien freirlos por uno mismo en una sartén con abundante aceite y pan duro troceado.

El último paso es ir añadiendo la salsa por encima del bol con la lechuga, el pollo y los picatostes. Como recomendación, las aceitunas negras dan un toque muy aconsejable.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Dificultad: Fácil

El queso parmesano, dentro o fuera de la salsa

La receta de la ensalada César con pollo puede tener alguna variante según el gusto de cada uno. Por ejemplo, el queso parmesano se puede añadir como toque final por encima de la ensalada y no en la propia salsa. También, en lugar de freír la pechuga de pollo, se puede utilizar un pollo asado y luego trocearlo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016