Excite

Receta para preparar un Bloody Mary: un cóctel con historia

Muchos aficionados a los cócteles buscan la receta para preparar un Bloody Mary, una bebida hecha con wodka y zumo de tomate con la que deslumbrar a los invitados a una cena en casa. Aunque existen varias variacones para este cóctel, hay elementos como el zumo de tomate que son innegociables.

Un bloody Mary paso a paso

Hay que remontarse a 1920 para conocer la primera receta para preparar un Bloody Mary, inventada por Fernand Petiot en el bar Nueva York de París. Entonces, su mezcla consistía en Wodka, zumo de tomate a partes iguales. Desde entonces, el Bloody Mary ha evolucionado, siendo uno de los cócteles más populares.

Ingredientes:

60 ml de Wodka

120 ml de zumo de tomate

3 ml de salsa Perrins

3 gotas de tabasco

sal

pimienta

10 ml de zumo de limón

Preparación:

Para realizar este cóctel lo recomendable es mezclar el wodka y el zumo de tomate y tras ello echar el zumo de limón y el resto de ingredientes. Tras esto, se puede optar por usar una coctelera o licuadora para que todo quede bien mezclaro.

Es muy importante a la hora de hacer el Bloody Mary que el hielo no se derrita del todo pero que aún así sirva para enfriar la bebida, por lo que es recomendable que se introduzca en último lugar.

FOTOGALERÍA: Cócteles y sus recetas

Una vez esté todo mezclado se sirve el Bloody Mary en un vaso alto y de gran capacidad y se remata con un apio como decoración. No obstante, muchas veces también se acompaña por limón, aceitunas o incluso gambas dependiendo del lugar en el que se consuma.

Mucho más que zumo de tomate y wodka

A la hora de realizar una receta para preparar un Bloody Mary hay que utilizar zumo de tomate y wodka de la mayor calidad posible, ya que de la mezcla va a depender gran parte de su sabor. Es importante que el hielo no se derrita mucho y servir en un vaso largo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016