Excite

Receta de salmorejo con remolacha

Pocos platos son a la gastronomía de una región, lo que el salmorejo es a la cocina andaluza. Un plato con cientos de años de antigüedad y tradición, que no por ello deja de ser relativamente sencillo de elaborar. Precisamente esta facilidad es lo que ha causado que se realicen un sinfín de variantes entre las que se encuentra la que a continuación presentamos, una magnifica receta de salmorejo con remolacha.

    @kemafoodculture - Twitter

Un plato con historia

Habría que remontarse al siglo XIX para encontrar algo parecido a lo que hoy conocemos como salmorejo. Un plato originario de Córdoba que se ha popularizado en los últimos años llegando a extenderse por todo el país. Curiosamente el último ingrediente en añadirse a la receta original fue el tomate y precisamente es este producto el que sustituiremos por remolacha en busca de otro agradable e interesante sabor.

La receta para cuatro personas

Para elaborar nuestra receta de salmorejo de remolacha para cuatro personas necesitaremos: 500 gramos de remolacha, 1 tomate grande que esté maduro, unos 70 gramos de pan, dependiendo del espesor que busquemos podemos poner más o menos cantidad, 1 diente de ajo y por último, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez, sal y pimienta.

También es interesante barajar la posibilidad de añadir, una vez elaborado y antes de servir, huevo duro, taquitos de jamón y demás complementos al gusto del comensal. En concreto el salmorejo de remolacha se lleva muy bien con todo tipo de frutos secos, por lo que te recomendamos que pruebes con los que más te gusten.

Elaboración del salmorejo

La elaboración es bastante sencilla. En primer lugar debemos desmenuzar el pan y añadirlo al vaso de nuestra batidora, una vez dentro, incorporamos los tomates troceados, que pueden ir pelados o no, esto depende del gusto de cada uno y de la potencia de la batidora. A continuación debemos incluir la remolacha pelada y troceada, así como el ajo picado.

En este punto podemos añadir algo de sal, vinagre y pimienta, aunque estos ingredientes podrán rectificarse en sus cantidades al final. En el momento en el que tengamos todo esto, comenzamos a batir a la vez que añadimos el aceite lentamente con el objetivo de que se liguen bien los productos. Una vez que esté todo bien batido probamos y ajustamos el sabor final con la sal, el vinagre y la pimienta.

Presentación final

Una vez terminada nuestra receta de salmorejo con remolacha debemos dejarla enfriar en la nevera hasta el momento de servir. Por esto, es un buen momento para preparar el acompañamiento que queramos para que esté listo a la hora de emplatar. Como hemos dicho, podemos optar por soluciones clásicas, como el huevo duro picado y los taquitos de jamón o bien optar por opciones más innovadoras como los frutos secos, tiras crujientes de bacon, cebollino o queso fresco. Todo vale en esta variante del salmorejo de toda la vida que te dejara un muy buen sabor de boca.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016