Excite

Recetas con ajo negro: ensaladas, carnes, pizzas, pescados...

El ajo negro es uno de esos alimentos que por uno u otro motivo se pone de moda en la cocina. Su aspecto por fuera es muy similar al ajo común, pero en el interior es completamente negro, gracias a un proceso de fermentación. Existen muchas recetas con ajo negro que son desconocidas para amantes de la cocina.

Un gran desconocido

Quizás por su aspecto carbonizado o por no estar tan a la mano como el ajo normal, no son muchas las recetas con ajo negro que se conocen. Sin duda, la mayoría de cocineros siguen optando por el ajo tradicional, aunque el sabor, apariencia interior y textura es bastante distinto entre ellos.

Dónde más se utiliza esta variante del ajo es en ensaladas. Es por ello que se pueden elaborar una ensalada de mango con espinacas y ajo negro, una ensalada de peras con roquefort, nueces y ajo negro o una ensalada de pimientos rojos asados con ajo negro.

En las carnes y pescados también da su característico toque de sabor, así se puede probar a elaborar unas tartaletas de atún con ajo negro, unos mejillones tigres con pimientos y ajo negro, un rodaballo condimentado con ajo negro o un solomillo con salsa de piñones y ajo negro.

Presencia en todo tipo de platos

Las recetas con ajo negro no finalizan con las ya mencionadas. También se puede probar el ajo negro en otros platos como los garbanzos hortelanos al wok, en espinacas salteadas con frutos secos, croquetas de queso azul, crema de calabazas o zanahoria o pizza de salmón ahumado y rúcula.

Un sabor más suave

Como se ha comentado antes de citar algunas recetas con ajo negro, el ajo natural y este sólo se parecen en la forma exterior, en su interior el ajo negro tiene aspecto de carbonizado, pero su sabor y olor es mucho más suave que el ajo blanco, además su textura es mucho más blanda.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016