Excite

Recetas de cocina: empanadillas de queso

En la variedad está el gusto. Y por eso en la receta de este fin de semana te proponemos cambiar por completo los ingredientes que normalmente te acompañan a primera hora del día. Si lo que quieres es disfrutar de un desayuno al más puro estilo americano, repleto de energía para empezar bien la mañana, sólo tienes que preparar estas empanadillas de queso, que acostumbran a casar muy bien con el café o el zumo de naranja. Pásate al desayuno salado y prepara con tus amigos esta deliciosa receta, que también puede servir como entrante o aperitivo de un primer plato.

Para preparar las empanadillas de queso necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 15 tapas pequeñas para empanadas de horno
  • mozzarella
  • media cebolla
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de azúcar demerara

El primer paso para preparar las empanadillas de queso es elaborar el relleno. Es muy importante que el queso sea lo más fresco posible para que así su sabor perdure durante más tiempo tanto fuera como dentro del paladar. Rallamos la mozzarella hasta que quede completamente desmenuzada y la colocamos en un recipiente aparte. A continuación, picamos la cebolla en partes muy pequeñas para que su fuerte sabor no estropee la textura del queso fresco.

Una vez preparados los ingredientes principales, disponemos las tapas redondas de empanadas sobre la mesa. En el centro de cada una de ellas colocamos una cucharada de queso fresco desmenuzado y otra cucharada de cebolla picada. El relleno no debe ser muy abundante, ya que existen muchas posibilidades de que éste acabe por derramarse dentro del horno.

Para evitar perder el relleno de la empanadilla lo que debemos hacer es batir el huevo ligeramente, separando la clara y la yema. Después, con la ayuda de una brocha, rociamos los bordes de las tapas con la clara de huevo para sellar las empanadas. Doblamos las tapas y las cerramos con un tenedor, presionando sobre los bordes.

El siguiente paso consiste en pintar la parte superior de las empanadillas de queso con la yema de huevo, que les dará un color muy especial una vez horneadas. A continuación, espolvoreamos el azúcar demerara por encima y dejamos refrigerar las empanadillas durante al menos media hora para que éstas se sellen mejor. Precalentamos el horno a 200º y horneamos las empanadillas de queso durante 20 minutos. Una vez comprobamos que se han dorado, las servimos calientes junto al café o como entrante.

Imagen: gastronomiaycia.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016