Excite

Conoce el té rojo: propiedades y contraindicaciones de una bebida muy especial

El té rojo o Pu-erh es una de las principales y más saludables alternativas al café y al té verde que se ha puesto de moda en las dietas de adelgazamiento. Originario de la provincia de Pu-erh en China, el té rojo era considerado un lujo de la nobleza por su escasez y su largo proceso de producción. Conocido también como té medicinal, el té rojo tiene propiedades curativas.

A diferencia de otros tipos de té que se consumen poco después de la recolección, el té rojo necesita un proceso de fermentación mucho más largo que puede ir desde los 2 años hasta los 60. Elaborado a partir de las hojas de viejos árboles salvajes, el té se almacena en barricas de roble que son las que le confieren el característico color rojo.

Actualmente el té rojo es conocido en Occidente como el té quemagrasas o el devorador de grasas. Este sobrenombre le viene al té rojo por sus propiedades saciantes, digestivas y su favorecimiento de la disminución de grasa en la sangre.

Pero el té rojo es mucho más que un “milagro quemagrasas”, y es que esta bebida centenaria es un excepcional desintoxicante del organismo, tanto que es un desconocido remedio para la resaca, pues ayuda al hígado a eliminar el alcohol ingerido en un corto espacio de tiempo.

Por último, al consumo de té rojo se asocian también propiedades inmunológicas y antidepresivas. Además, está recomendado para cualquier persona ya que su contenido en cafeína es mucho menor al del café y otros tipos de té.

Sin embargo, conviene tener en cuenta algunos detalles sobre el consumo de té rojo. Tomado con leche se pierden algunas de sus propiedades antioxidantes, mientras que si se bebe con pomelo se potencia su nivel de cafeína. Conviene saber que el té rojo impide la absorción de hierro por parte del organismo, por lo que como con todas las cosas, debemos consumir el té rojo con responsabilidad y sin abusar.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016